Los 7 principios para crear una correcta reputación Online de tu Agencia de viajes.

En este artículo te enseñaré las bases o principios para crear una sólida reputación online de una agencia de viajes, con el propósito de no solo construir una imagen de marca positiva sino también de que entiendas la importancia que en la actualidad representa la Gestión de la Reputación por tratarse de un factor decisivo que marcará el éxito o fracaso de tu presencia en internet.
¿Qué es la Gestión de la Reputación Online?
Es la aplicación de técnicas para construir, fortalecer, proteger o subsanar la reputación en internet de una empresa o marca ya sea esta pequeña, mediana, grande e incluso un autónomo o emprendedor.
¿Por qué es necesario gestionar la reputación online de tu agencia?
Porque la reputación online es el activo más importante para un negocio, es decir, de acuerdo a tu reputación potenciales clientes elegirán pagar tus servicios o preferirán a algún competidor tuyo con una mejor reputación en internet.
Hoy en día en el sector turístico la tendencia actual indica que la gran mayoría de viajeros primero hace una búsqueda en internet para planificar su próximo viaje y de ese modo elegir a dónde y con quien viajar.
De este modo queda claro la necesidad de las Agencias de viajes por generar una imagen o reputación positiva en internet (basada principalmente en lo que tus clientes dicen de ella) que destaque frente a la competencia con la finalidad de atraer nuevos viajeros, quienes primero te investigarán para saber quién eres y si vales la pena contratar.
Ahora es momento de conocer las bases para construir una sólida reputación online:
1. Da Valor: hay algo importante que entender y es que el contenido que compartas irá moldeando la imagen que quieres transmitir de tu negocio, si compartes contenido poco relevante, no respondes a los comentarios y/o preguntas online de tus seguidores o solo te auto promocionas serás considerado por tus potenciales clientes como una fuente poco seria. Recuerda que la primera impresión que tendrán de tu negocio será al encontrar alguna de tus propiedades virtuales en internet (web, blog, redes sociales, etc.).
2. Se Consistente: se trata de ir construyendo tu imagen día tras día. Crear una reputación es todo un proceso que se debe mantener consistente a lo largo del tiempo.
3. Diferénciate: cada persona como empresa es única, innova no hagas exactamente lo mismo que los demás y esto se aplica tanto al entorno online como el offline, es decir, personaliza tu presencia en internet y ofrece un servicio que supere las expectativas de tus clientes cuando tengas un contacto presencial con ellos.
4. Monitoriza: Es necesario monitorizar y escuchar todo lo que se dice de ti en internet, si hablan bien o hablan mal, dónde lo hablan, quién lo habla a fin de actuar rápidamente y evitar una crisis de reputación online.
5. Corrige: Cada vez que recibes un comentario o queja de forma presencial o por internet no la tomes como algo personal si no de forma responsable y madura (incluso si es un ataque malintencionado pues hay formas muy inteligentes de cómo actuar en esos casos) ya que estas serán tu guía para identificar donde están los problemas y mejorar lo que no está funcionando así como la calidad del servicio que ofreces, de modo que futuros clientes obtengan la mejor experiencia posible.
6. Pide Testimonios: esto contribuirá con la creación o fortalecimiento de tu marca pues no hay nada mejor que los testimonios de los propios clientes confirmando la calidad de tus servicios. No esperes comentarios positivos si eres consiente que estás dejando mucho que desear.
7. Capacítate: lo óptimo es que el encargado de la presencia del negocio turístico en internet sea una persona formada como community manager, si este no es el caso, la persona que lleva a cabo dicha administración deberá capacitarse con la finalidad de que sea capaz tanto de llevar una debida gestión de la reputación online como evitar una futura crisis, pues esto es mucho más económico que afrontar alguna.
Estas bases generarán autenticidad y originalidad de tu marca frente a tus competidores, así como, confianza y lealtad por parte de tus clientes, quienes serán tus prescriptores, pues no dudarán en recomendar tus servicios a sus amigos de forma tradicional y online en sus redes sociales, e incluso defenderte de ataques o críticas malintencionadas. Esto se verá traducido en una mayor rentabilidad y es precisamente lo que todo negocio aspira alcanzar, lo cual es posible siempre y cuando trabajes en construir una sólida reputación online.