¡Cuidado! Estrés laboral

Estrés laboral, y su nueva norma NOM 35 A través de la STPS

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), México tiene un 75% de prevalencia de estrés en su fuerza laboral, lo que lo coloca en un primer peldaño por encima de las primeras economías del mundo, como China (73%) o Estados Unidos (59%).

Es necesario que en las empresas se tome conciencia acerca de este factor de riesgo psicosocial y sus consecuencias, pues de acuerdo con la OMS, en 2020 será la principal causa de baja laboral.

Esto obligó al gobierno mexicano, a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) a establecer pautas para identificar y tratar estas alteraciones con la NOM 035 entrará en vigor en el mes de octubre del 2019 a nivel nacional y será cumplimiento obligatorio a partir de octubre de 2020, las pequeñas, medianas y grandes empresas deberán atender factores de riesgo psicosociales que padece su personal, como el estrés laboral, ansiedad y desequilibrio del sueño.

¿Cómo se manifiesta el estrés laboral?

El estrés laboral se manifiesta sobre todo de dos formas: como adicción al trabajo (workaholic o trabajolismo) y el síndrome del quemado o de burnout.

La adicción al trabajo es frecuente entre colaboradores que muestran un compromiso desmedido a la organización; el padecimiento se incrementa con la tecnología. El workoholic suele desarrollar estrés, problemas familiares y personales, gastritis, colitis, problemas cardiovsculares e insomnio.

En el otro extremo está el Síndrome del quemado o burnout: el agotamiento físico, emocional y mental en el que las personas pierden interés por sus tareas, tienen una autoestima menoscabada y padecen profundas depresiones.

Algunas medidas para la atención del estrés según la OMS son: redefinición del trabajo mediante la modificación de exigencias laborales, asegurarse que los empleados obtengan los conocimientos y capacidades necesarias, aumento del control que ejerce el empleado sobre su trabajo, aumento de calidad y cantidad de apoyo que recibe el empleado, capacitación en gestión del estrés, ergonomía y diseño ambiental, perfeccionamiento de la gestión y perfeccionamiento institucional.

La puesta en marcha de la NOM 035 por parte de la STPS es, sin duda, una acción acertada. La prevención y control de los factores de riesgo psicosociales en las organizaciones es necesaria y el gran reto será vigilar el cumplimiento de esta norma.

La tarea no es fácil, ya que hablamos de un universo de casi 5 millones de empresas existentes en nuestro país. No es suficiente que solo las grandes organizaciones se apeguen a lo que dicta la norma, recordemos que más del 70 % de la fuerza productiva mexicana labora en la denominadas Pymes.

El estrés laboral pide una reflexión compartida entre dirigentes y colaboradores, que busque dinámicas y contrapesos a las demandas laborales. Se debe distinguir entre tener compromiso y alcanzar objetivos, y desarrollar un trastorno que vaya contra la salud física o mental.