Este libro te enseña la técnica Disney de servicio al cliente.

Disney es una de las empresas que se ha caracterizado por dar cátedra en absolutamente todas las áreas que conforman una empresa y la ayudan a convertirse en un referente en el mercado.
  • La capacidad de Disney como empresa se ha debido en gran parte a la experiencia que ofrece con sus historias y la narrativa que protagoniza en ellas.
  • El servicio al cliente es un área crítica y la irrupción de digital en nuestras actividades diarias se ha convertido en el mejor pretexto para desempeñar estrategias en esta materia aprendiendo a grandes empresas como Disney.
  • La relación con el consumidor es clave pues a partir de ella es que se consolida todo un trabajo de gran valor para las marcas.

Cuando Walt Disney fundó su estudio de animación, las historias se convirtieron en la fórmula secreta de un camino de éxito, que tras décadas de existir sigue sorprendiendo.Descubrir cuál es el secreto en ello y a quién atribuirlo, si a sus personajes o a sus parques de atracciones, incluso a su modelo de negocio es clave para poder comprender el valor de cada una de sus acciones, como la atención al cliente que ofrece.

En Disney y el arte del servicio al cliente, Theodore Kino nos guía a través de una completa obra en la que te enseña a establecer un propósito común a todos los colaboradores de una empresa, diseñar estándares de calidad, establecer sistemas de entrega de servicio y saber cómo montar un escenario, qué proceso debe seguir y que estrategia de integración se debe de ejecutar.

Servicio al cliente, clave en las empresas

El servicio al cliente es un área crítica en las empresas, es por ello que resulta indispensable entender la capacidad que tiene este segmento en entender de qué herramientas y experiencias es válido asirse, para poder desempeñar una estrategia de gran valor en el mercado.

Atender al consumidor, comprenderlo y ejecutar a partir de esta comprensión es fundamental en la operación de una marca y en especial, en la renovación de votos con los consumidores, que encuentran en ellas una oportunidad para destacar, siempre.

La relación con el consumidor

Las marcas tienen cada vez una relación más compleja con los consumidores y a partir del diseño de estas relaciones se tienen que establecer pautas de trabajo, pensadas en la comunicación y en la integración del consumidor.

Como es de esperar, un elemento que no podemos perder de vista es el que nos advierte de la capacidad que juegan las marcas en poder desarrollar nuevas prácticas de integración con el consumidor.

Esto lo descubrimos con las estrategias que las marcas desarrollan día con día y no solo eso, con las pautas que establecen para trabajar en el mercado cada vez más competido y dinámico.