¿Como desarrollar una clientela LGBT?

  • June 17, 2021
  • mkt area
  • 3 min read

El reconocimiento de la comunidad LGBT en el mundo sigue desarrollándose y cada vez más destinos se abren al turismo gay. Tomar en cuenta a este segmento de la población puede ser ventajoso para las agencias de viajes ya que las personas LGBT representan del 5% al 10% de los turistas que viajan en el mundo, son grandes aficionados de viajes y tienen por lo general un poder adquisitivo superior al promedio. Sin embargo, hay que conocer las diferentes sutilezas y especificidades del mercado para empezar nuevo negocio en el área. En “Tips de Quality”, te decimos cuales son los puntos más importantes a conocer antes de lanzarse.

Para vender sus servicios a una clientela LGBT, no basta con solo poner una bandera multicolor en la vitrina de una agencia. Los agentes deben conocer los destinos y los lugares gay o gay-friendly para orientar de la mejor forma al cliente. Tradicionalmente, el turismo gay se concentra en 3 tipos de destinos: sol y playa, las grandes ciudades (citybreak) y eventos. En México, Puerto Vallarta suele ser el destino de invierno preferido de los turistas gays estadounidenses y canadienses. La seguridad es un elemento importante para el viajero LGBT. El grado de aceptación social sobre la homosexualidad en distintos destinos puede resultar un factor de elección importante para él.

Es importante elegir el grado de especialización de la empresa. Existen 3 niveles: empresas “gay” que se dedican exclusivamente al turista homosexual; “gay straight-friendly” empresas que se dirigen por mayor parte a las personas homosexuales pero que están abiertas a otro público; y “gay- friendly” que son empresas convencionales que apuestan por el público homosexual como un mercado a tener en cuenta y lo suman a sus mercados ya consolidados.

Afiliarse a las asociaciones nacionales o internacionales, como IGLTA, es una garantía de calidad de servicios y de un compromiso hacia la comunidad LGBT. IGLTA es la red más importante de empresas turísticas gay-friendly. Se creó en 1983, en EE.UU. Formar parte de una asociación, participar en encuentros LGBT, insertar publicidad en revistas gays, comunicar sobre los servicios que ofrece la empresa en grupos Facebook LGBT son buenos métodos para darse a conocer.

Los empleados deben estar preparados para recibir a una clientela LGBT. Una formación puede ser fuertemente recomendable para recibir de la mejor forma el turista gay. No hay que tratar la homosexualidad como algo extraño, sino como algo natural, y es importante y recomendable reconocer las necesidades particulares que tiene el turista gay. La empatía es una calidad importante para la fidelización del cliente. Tener un vendedor homosexual puede ayudar a que el cliente se sienta más entendido y cómodo.

Los precios deben ser justos y similares a los de una clientela heterosexual. El turista gay busca de igual manera las mejores tarifas y no tiene que ser perjudicado por su orientación sexual.

Una agencia puede dedicarse a un segmento especifico del mercado gay, por ejemplo, apuntando a un grupo de edad, a un cierto nivel socioeconómico o a un principal atractivo turístico y/o necesidad que se pretenda cubrir. Ya que el mercado se dirige principalmente a un público masculino, quedan servicios que desarrollar para segmentos olvidados o poco desarrollados como la mujer homosexual, el cliente homosexual de tercera edad, o el turismo familiar con niños.

Por fin, un estudio de mercado es muy recomendable para profundizar sus conocimientos del mercado y destacarse de la competencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *